The Elder Scrolls Online: Morrowind en modo individual

The Elder Scrolls Online: Morrowind en modo individual

Si el jugador ha pasado mucho tiempo con juegos de rol, lo más probable es que haya perfeccionado bastante sus habilidades para las aventuras individuales, y esas habilidades serán también aplicables al universo del multijugador masivo de The Elder Scrolls Online, y sobre todo al capítulo más reciente de TESO, Morrowind

Aquí se desglosan siete consejos para los jugadores solitarios en Morrowind:

1. Jugar con clase
Para jugar a Morrowind hay que crear el personaje apropiado para la tarea. Por ejemlo, es interesante tener en cuenta la nueva clase que llega con Morrowind: el Warden, una de las opciones más entretenidas para el juego individual por dos razones. La primera, porque algunas de sus habilidades ofensivas se pueden mejorar para que también otorguen ventajas defensivas, como curar o reponer aguante. Y la segunda, porque muy al principio de la aventura los Warden tendrán la oportunidad de desbloquear la habilidad Feral Guardian, que proporciona la capacidad de invocar a un oso que lucha al lado del jugador, así que, incluso en el juego individual, el jugador no tiene por qué estar solo.

2. Orientación
Morrowind es grande y está repleto de nuevos e interesantes lugares que explorar. No obstante, aunque la mitad de la diversión la proporcione el viaje, a veces puede ser peligroso viajar en solitario. Hay algunas formas útiles de desplazamiento que serán interesantes para aquellos que así lo hagan: Primero están los Silt Striders, enormes insectos que se domestican para llevar viajeros de una ciudad a otra, lo que permitirá tomar atajos hacia la mayoría de los asentamientos más importantes de Vvardenfell. Algunas ciudades también tienen contramaestres que podrán llevar rápidamente al jugador a otros puertos. Y luego están los Wayshrines, un portal que permite el teletransporte entre un templete y otro.

3. Misiones
Desde un rescate de esclavos de un gobierno corrupto y pasando por salvar de la destrucción a toda la isla de Vvardenfell, Morrowind viene bien cargada de misiones, todas ellas importantes y complejas, y en las que el jugador individual podrá participar. Además completar misiones proporcionará al jugador objetos de equipo de primera calidad que serán de especial utilidad para los jugadores en solitario que no dispongan de un grupo con el que intercambiar objetos.

4. Equipación
Viajar solo por las regiones inexploradas de Vvardenfell conllevará que el jugador no tendrá a nadie para guardaros las espaldas. Por lo tanto, es mejor contar con las herramientas necesarias para enfrentarse a cualquier situación, e ir recolectando todos los objetos que el jugador encuentre a su paso. Armas y armaduras pueden venderse, o incluso desmontarse y obtener materias primas y los ingredientes se pueden convertir en pociones y alimentos que vender o guardar para consumir más tarde.

5. Montárselo a lo grande
Las monturas resultan especialmente útiles para el juego en solitario, sirven para recorrer grandes distancias con rapidez, huír de situaciones difíciles, y aumentar la capacidad de carga.

6. Mejoras
La comida y la bebida pueden aumentar temporalmente la reserva de magia, salud o aguante del jugador. Las pociones pueden aumentar el daño, la resistencia, velocidad o invisibilidad.

7. Conseguir ayuda real
Si el jugador necesita una ayuda adicional, hay bastantes probabilidades de que la Crown Store tenga lo que necesita. Desde kits de reparación hasta poderosas pociones curativas, de nutritivas comidas a pergaminos que ayudan a subir de nivel más rápido, de gemas de alma a pociones, la Crown Store tiene todo lo que pueda necesitar o desear.

The Elder Scrolls Online: Morrowind ya está disponible en PC, Xbox One y PlayStation 4.


Fuente original: Comunicae.es.