Los robo-advisors son la mejor opción para los pequeños inversores

Existen fintech que cooperan con los operadores tradicionales en el ámbito de las finanzas pero existen también otras que utilizan tecnología disruptiva con el fin de sustituir la mano de obra humana por robots. Este es el caso de los robo-advisors un tipo de consultor financiero que provee asesoramiento y gestión de la cartera de clientes con una mínima intervención humana.

Aunque todavía hay mucho camino por recorrer es el momento de plantearse la necesidad de este tipo de máquinas que utilizan potentes algoritmos para conocer las tendencias del mercado y poder dar una respuesta certera a sus clientes. Por el momento durante los próximos 20 años esta tecnología seguirá en desarrollo pero muchos se preguntan si su irrupción podría equipararse con los efectos que ha causado Uber.

Es posible que los inversores más jóvenes se vean atraídos por esta tecnología. Se trata de plataformas donde los inversores son guiados a los productos de inversión más adecuados para cada necesidad personal. Para ello evalúan los productos en función de los objetivos de ahorro de cada inversor y de su nivel de riesgo para tomar la decisión acertada.

El punto fuerte de estas plataformas reside en sus bajas comisiones. Con ello, se producirá una mayor democratización y acceso de este tipo de servicios al público en general. Gente con pequeños patrimonios pueden beneficiarse de este tipo de tecnología. Sin embargo, solo podrán resolver problemas sencillos y no podrán tener en cuenta las obligaciones fiscales, o los rendimientos de valores mobiliarios por ejemplo.

Otros expertos son más optimistas sobre el futuro de la planificación financiera tradicional ya que se puede ofrecer un valor añadido que diferencie el servicio entre máquinas y humanos. Cualquier negocio de asesoría financiera puede ser reducido a un conjunto de reglas que pueden ser automatizadas en el futuro. Lo que no puede ser automatizado es la confianza. Esto ofrece una oportunidad para que los asesores humanos construyan un negocio floreciente en un mundo hipertecnológico.

Sea como fuere el futuro, Foster Swiss seguirá ofreciendo las mejores soluciones de planificación fiscal y financiera internacional. Además disponen de un currículum con casos de éxito a disposición de sus clientes por lo que la confianza en el capital humano con varios años de trayectoria a sus espaldas es indiscutible.


Fuente original: Comunicae.es.