Los drones de Star Wars de PROPEL ganan el Disney Global Award al producto con licencia más innovador

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana… los rebeldes se enfrentaban al imperio en sus T-65 XWing Starfighters, Darth Vader surcaba los cielos en su Tie Advanced X1 y las Speeder Bike recorrían los bosques de Endor, pilotadas por Storm troppers. Hoy, en cada casa, pueden volar las replicas perfectas de estos icónicos vehículos gracias a Propel que, por las virguerías técnicas que incluyen estos cuadricópteros de cara a emular las míticas naves estelares, acaba de obtener el Disney Global Award al Producto tecnológicamente más innovador.

“Ha comenzado una nueva era para los drones de juego” – sostiene Darren Matloff, CEO de Propel - “las replicas de Star Wars serán uno de los productos más codiciados estas Navidades, tanto para los niños, como para el niño interior que muchos conservamos y que recuerda las colas ante los cines para ver la primera trilogía galáctica”.

La apuesta en I+D de la firma estadounidense Propel para sus drones más carismáticos es muy notable, e incluye el desarrollo de tecnologías nunca vistas, ni en cuadricópteros, ni en electronica de consumo.

Así, LIFI permite disparar rayos lásers (y trasmitir datos de un dron a otro o a los mandos de control a una velocidad 100 veces superior a WIFI). Mediante infrared o gracias al kit de upgrade láser, que se lanzará a final de año, los pilotos pueden desarrollar modos de juego de combate o acción inusitados, gracias a la transmisión instantánea de datos y los minúsculos diodos receptores incorporados en cada aparato.

Por su parte, IAT (Intelligente Awareness Technology) permite a cada nave entender su posición a cada segundo, tanto en términos absolutos como en relación a otros once vehículos. De manera que ayuda al piloto a pulir su técnica y ganar en el juego.

Voces extraídas de las inolvidables películas adiestran asimismo a quien vuela estas naves.

Por lo demás, el nuevo sistema de retropropulsión de los drones, con las hélices posicionadas bajo los vehículos, crea una cámara de aire, que permite emular al detalle los movimientos y piruetas de los vehículos originales.

Un modo de entrenamiento T-Mode para principiantes, cuatro conexiones Bluetooth, completan este pequeño prodigio tecnológicos. “Más que un juguete”, según sus diseñadores.

Propel lanza además, una actualización de la App que permite desarrollar batallas virtuales de sus aparatos, con nuevos trucos y consejos para alcanzar el grado de maestro de vuelo.

La colección de Star Wars ha sido calificada en diversos CES como “el dron que optimiza calidad y precio” y siguen obtenido excelentes valoraciones tanto de los medios como de sus usuarios.

Propel acaba de lanzar, además de su edición de coleccionista, una edición estandar (no numerada, sin cofre-expositor y con algunas limitaciones en cuanto a recambios y número de baterías)

Los drones se venden en 25 naciones. Su precio para las Navidades es de 169 euros, en edición de coleccionista, y de 129, 99, en edición stándard.


Fuente original: Comunicae.es.