Infortisa premia a los fabricantes y celebra su primera convención

Los premios, diseñados por el artista valenciano Toni Ramos, en las categorías por familias fueron para MSI en “portátiles” por el Apache Pro 406XES, para 3GO en “tablets” por el modelo GT10W2, para Wiko en la categoría “telefonía” por el smartphone Highway Pure, para Canon en “impresión” por Maxify MB2350, para D-Link en “redes y videovigilancia” por la gama DCS4701E. En la categoría “cajas gaming” el producto premiado fue el H440 de NZXT, en “software” el Office 365 de Microsoft y en “accesorios”, el ratón inalámbrico Dentro de Hiditec. En la categoría de “integración”, el premiado fue Asrock por el producto Z170 gaming, Hercules en la categoría “accesorios gaming” con el volante Thrustmaster T150. 

Además, Infortisa repartió cuatro premios por tecnología, innovación, diseño y uno especial al mejor fabricante durante el ejercicio 2014. Los premios fueron respectivamente para Hisense con la pantalla curva de 65 “ con tecnología ULED, para Eminent con el sistema de alarma EM8610 y para Intenso con el disco duro Memory Space. El premio al mejor fabricante fue para la marca MSI, premiado por segunda vez en el evento. 

La gala culminó con el reconocimiento al CEO de Infortisa, Juan José Contell por sus 30 años de trayectoria profesional en el sector de la informática y la tecnología con una escultura que recibió de parte de los trabajadores de su empresa y que fue entregado por los Directores que encabezan cada uno de los departamentos. 

Tras la entrega de premios, Infortisa organizó un cóctel para todos los asistentes en High Cube, situado en la Marina Real Juan Carlos I del puerto de Valencia, donde todos los fabricantes y organizadores pudieron relajarse y disfrutar de una noche junto al mar.  

 

Infortisa reúne a fabricantes y clientes en su primera convención Winday, que contó con la participación del triatleta y broker, Josef Ajram

El día 3 de octubre, el mayorista de tecnología e Informática, Infortisa, celebró su primera convención anual que reunió a más de 200 clientes y 40 marcas fabricantes en el Hotel Balneario Las Arenas de Valencia. 

Durante la convención, se encontraban clientes de gran nivel y proveedores como Asrock, Atlas, Biomag, Brigmton, Canon, D-Link, Eminent/Ewent, Epson, Gioteck, Hercules, Hiditec, L-Link, Logitech, Netgear, Omega, Salicru, Nzxt, Brother, Wiko, Posiflex, NGS, Hisense, Crucial, Asus, Delock, Steelseries, iggual, Intel, Panda, Toshiba, Hanns, 3GO, HP, LG, Approx, Kaspersky, Mywigo, Garmin, Aldirsa, Gigabyte, Intenso, Microsoft, WD y MSI. 

El objetivo de este evento es, por parte de Infortisa, reforzar su papel de intermediario entre clientes y proveedores y fortalecer relaciones entre las tres partes.

La convención contó con una conferencia por parte del triatleta, broker y  autor de exitosos libros de superación, Josef Ajram en el auditorio del hotel Las Arenas. 

 

Creciendo con rentabilidad

Si todo marcha según lo previsto, y parece que así va a ser, Infortisa cerrará este año con un crecimiento en su facturación que se moverá entre el 15 y el 20%, lo que le permitirá un volumen de negocio entre los 73 y los 75 millones de euros. Tras una década complicada, en los 3 últimos años el mayorista ha recobrado la senda alcista: en 2013 creció un 32,5% y el pasado año el negocio se alzó un 25 %. Juanjo Contell, director general del mayorista, cree que los peores momentos ya se han dejado atrás. “Observo con optimismo el futuro. En los últimos años hemos ganado dinero, este año también y progresivamente iremos ganando más”, vaticina. “A pesar de la crisis y de la competencia”.

Contell identifica dónde ha residido la clave de esta vuelta al crecimiento. “En las épocas más boyantes, no se ha derrochado el dinero”, arranca. “El éxito es no arrojar la toalla y cuando han venido las épocas más complicadas, realizar las inversiones necesarias para poder mantener la empresa”.

Unas inversiones que tienen su penúltimo reflejo en las nuevas instalaciones que acaba de inaugurar Infortisa y que han costado algo más de 2 millones de euros. Incluyen un nuevo almacén y más oficinas, con nuevas salas de reuniones y de presentaciones. El mayorista ha incrementado en un 400 % su capacidad de stock, con una capacidad de 2.000 pedidos diarios, lo que ha permitido que el valor medio del pedido se incremente.

De cara a 2016, Contell quiere seguir creciendo en idéntica proporción: entre un 15 y un 20 %. “Es fácil crecer lo difícil es hacerlo ganando dinero”, sentencia. A su juicio en el mayoreo, en los últimos años, no ha cambiado nada. “Solo que hay más guerra y más competencia”, razona. “Y quien no cuente con unas estructuras reducidas de costes lo va a tener muy complicado para sobrevivir”, remata. 

Fuente original: Comunicae.es.