Cuando la prevención no es suficiente

Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), más de 1.400 personas mayores de 65 mueren cada año a causa de las caídas solo en el Estado español. Esto supone un número mayor, por ejemplo, que las que murieron en el 2013 a causa de accidentes de tráfico. Y más del 58% de caídas se producen en el hogar.

Los expertos recomiendan en primer lugar realizar una adaptación del hogar a las necesidades específicas de la tercera edad, para reducir los miedos psicológicos a las caídas que sufren muchos mayores, así como los riesgos asociados al entorno, como una iluminación insuficiente, superficies resbaladizas o mobiliario inestable.

Pero esta prevención no es suficiente, a pesar de las medidas se siguen produciendo caídas. Y cuando suceden, el tiempo de respuesta es crucial, ya que una rápida atención reduce la gravedad de las lesiones y el riesgo de mortalidad.

SimonSenior, empresa especializada en adaptación del hogar para la tercera edad, comenta que «cada vez más, los familiares son conscientes de las ventajas y las facilidades que proporciona la tecnología para el cuidado de sus mayores. Los productos que más vendemos son los relacionados con la telefonía para la tercera edad: móviles con teclado y pantalla adaptados, con marcaje rápido para avisar a los familiares más cercanos de una urgencia o con detector de caídas y sistema de aviso automático”.

En este contexto, SimonSenior acaba de lanzar la última novedad en tecnología para la tercera edad: el teléfono móvil Doro Secure 580, que permite a las personas mayores pedir ayuda con tan solo pulsar un botón. Al pulsarlo, se envía automáticamente un SMS a los contactos previamente indicados con la localización de la persona, detectada mediante un sistema de GPS incorporado al teléfono. Esto permite proporcionar una asistencia rápida ante cualquier problema. Además, dispone de un temporizador de seguridad para evitar las posibles falsas alarmas. El modelo Secure 580 IUP incorpora también un detector automático que avisa en caso de caídas o si la persona no se puede mover.

Otro elemento clave de la tecnología que incorpora SimonSenior son las aplicaciones especialmente diseñadas para la tercera edad, como My Doro Manager, que permite que una persona de confianza gestione la agenda de contactos a través de Internet, además de incorporar un diseño de iconos y teclado adaptados, accesos rápidos a funciones básicas y una selección de apps especialmente pensadas para las personas mayores.

El objetivo de SimonSenior es facilitar la autonomía y el bienestar de la tercera edad, y como expertos apuestan por la tecnología como avance clave en este campo.


Fuente original: Comunicae.es.